No faltan conductores, si no, esclavos

Constantemente sale en los medios de noticias, foros de Transporte la falta de conductores, ¡ nadie quiere ser conductor!. ¡Ya no quieren trabajar!. Estas son las palabras que los empresarios de transporte repiten en los medio de comunicación; No encuentra conductores y que, además añadan que el personal ya no quiere trabajar, suena recíprocamente ironico, a chiste tétrico.

Si bien en los últimos años los datos que proporcionan del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, son más de 25.000 conductores apuntados en las oficinas del INEM en demanda de empleo, uno de cada cinco puestos (un 20%) no llega a cubrirse porque no hay suficientes conductores. Que además apunta a extremarse aún más en los próximos ejercicios, pues se espera que para 2020 la demanda de conductores profesionales de transporte crezca otro 18%. Un factor que, si lo sumamos a la paralización de las contrataciones, podría desembocar en que la falta de conductores se dispare hasta el 30 % en el plazo de un año. Lo describen como, «Uno de los problemas más urgentes a los que se enfrenta el sector del transporte por carretera que, en el caso de España, constituye uno de los motores principales de la movilidad y la economía nacional. Si no invierten pronto la corriente sufrirá un efecto rebote en nuestra capacidad para transportar mercancías y personas por todo el país, algo que en última instancia afectará a muchos millones de personas, empresas y comunidades».

¿A qué se debe la falta de conductores en España?

Los empresarios lo achacan a la edad mínima para ser conductor de autobús y camion que en nuestro país se establece en 21 años, mientras en otros países europeos es posible acceder a esta profesión a los 18 años. << Y es la gran solución a los males que hoy en día presenta el transporte de mercancías es España>>.

Con más de 3.000.000 de parados en España, parece que el trabajo de conductor profesional, chófer o camionero, como vulgarmente se conoce, no atrae ya a los trabajadores desempleados, ni a trabajadores del este por los salarios, si aún encima, el área de trabajo es precario, y si es de ámbito internacional, la dificultad para encontrar profesionales que quieran cubrir estos puestos, aumenta.

Ser transportista, tiene más de vocación, que de trabajo, sobre todo por las condiciones y la lejanía con la familia debido a los largos periodos fuera de casa. Pero esta situación no solo afecta a España, países como Alemania o Gran Bretaña, ya acusan la falta de miles de conductores profesionales, debido a estas condiciones y a la jubilación de los existentes en estos años atrás, y que con el paso del tiempo se ampliará por futuras jubilaciones.

Las empresas de transporte por carretera en España no solo se ven afectadas por la escasez de profesionales, sino por una competencia desleal y poco regulada. Las “empresas buzón” anivel nacional afecta a la competitividad de las empresas, lo que provoca que estás hablan agencias de transporte en provincias donde las tablas salariales son más bajas para reducir costes salariales.

Estas “empresas buzón” rebajan precios a costa de reducir condiciones laborales, sobre todo cuando los conductores profesionales son de otros países. Esto afecta al mercado labora español, ofreciendo unas condiciones laborales precarias poco atractivas para aquellos que quieran aventurarse en este sector.

En España y países CE, ya se han planteado como, convertir a los inmigrantes no regulados en conductores profesionales tras una formación y parece que la experiencia piloto, va por buen camino. En España, ya hay litigio de esta práctica de las grandes empresas de transporte. Esta situación similar se propuso para el sector de la construcción y habrá que ver en cuanto tiempo tardan en imprantar en el sector del transporte por carretera, “los esclavos del siglo XXI”.

La situación del transporte por carretera no puede ser más precaria

Habría que mejorar las condiciones, la regulación, las áreas de servicio y descanso y sobre todo, realizar un control más exhaustivo sobre las “empresas buzón”, las malas praxis en el sector y ofrecer unas condiciones dignas para un puesto laboral, respetando los convenios colectivos, estatal que muchos todavía siguen sin apreciar y es nuestra base fundamen para mejorar laboralmente.

¡No hay una única causa!, es el cúmulo de muchas situaciones que debemos mejorar para seguir fomentando un sector de Transporte en nuestro país y que parece que muchos siguen sin apreciar, y somos los que realmente movemos la economía y el país.

Quizás un día llegué una mínima esperanza en el sector del transporte de mercancías por carretera se auna en fuerzas y muestre unión como colectivo que es. Entonces la situación será muy diferente como ya hemos podido ver recientemente con nuestros vecinos Franceses, ( chalecos amarillos ) paralizando el país, como recientemente en Brasil con un país paralizado, agotado sin existencias en los supermercados y al borde de una revuelta social.

¡No faltan conductores profesionales! Si no esclavos.

falta de conductores parece que está agudizando el ingenio de los gobernantes