Noticias del Puerto de Valencia

Así afectara un ERTE en la próxima declaración de la Renta del año que viene a los trabajadores

El estado de alarma decretado por el coronavirus a afectando a una gran cantidad de trabajadores, en concreto, a cuatro millones de personas, donde las empresas han tenido que llevar a cabo un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo). Como consecuencia, los trabajadores han dejado de cobrar su salario, si bien todos ellos recibirán la prestación por desempleo del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) aunque no hayan cotizado un tiempo mínimo.

¿Como tributan los ERTEs y cuáles son sus retenciones?

Hay dos cuestiones que debemos de tener en cuenta: la primera de ellas, es si se trata de un ERTE de reducción de jornada y la segunda, si es un ERTE completo.

Si el ERTE en el que estamos implicados es reducción de jornada, una parte del salario lo pagará la empresa -con la correspondiente retención del IRPF-, mientras que la otra lo pagará el SEPE, que incluirá una retención mínima del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En el caso de un ERTE completo, es decir, una suspensión temporal del contrato de trabajo, la prestación por desempleo corre a cargo del SEPE en su totalidad, que también incluirá la rentención a cuenta del IRPF, aunque al ser cuantías mínimas, esta retención podría llegar a ser mínima o, incluso, del 0% de retención.

En los dos casos la cantidad tributan como renta de trabajo, ya que una es la que ha pagado la propia empresa y la otra, a pesar de ser prestación por desempleo, se integra dentro del resto de rentas de trabajo percibidas dentro del mismo año.

¿Cómo afecta esta situación a la hora de hacer la Declaración de la Renta?

Las prestaciones que se perciben por el SEPE figuraran como si fuera un pagador más a la hora de hacer la Declaración de la Renta, por lo tanto, el trabajador afectado por un ERTE durante el estado de alarma habrá tenido dos pagadores: su empresa y el propio SEPE.

Al tener dos pagadores no se supone que haya que pagar más impuestos, solamente obliga a presentar la declaración siempre que se den algunas condiciones. Si sólo se tiene uno, se deberá presentar si se han ganado más de 22.000 euros, pero si se tienen dos, esa cantidad límite se reduce a 14.000 euros si se ha cobrado más de 1.500 del segundo pagador.

Es decir, si se han recibido más de 1.500 euros del SEPE durante el ERTE y esa cantidad supera los 14.000 euros al sumarla con el salario percibido por la empresa, será obligatorio realizar la Declaración de la Renta.

Dependiendo como hagamos, saldrá a pagar o devolver

La clave a la hora de obtener el resultado de la Declaración de la Renta radica en la retención del IRPF que hayamos tenido. Por ejemplo, en una situación normal, la empresa ya aplica al trabajador mensualmente una retención de este impuesto en función de lo que cobra. De ahí que si decidimos realizar la Declaración, no nos salga a pagar porque ya lo hemos ido haciendo poco a poco en cada nómina a lo largo del año.

El problema radica cuando no se aplica esta retención del IRPF, como sucede en el cobro de la prestación por desempleo. Como he mencionado anteriormente, y según consta en el propio SEPE, en este tipo de prestaciones, “se aplica retención del IRPF, aunque por la propia dinámica del abono de prestaciones en períodos de suspensión de relaciones laborales por procedimiento de regulación de empleo, es poco probable la retención a cuenta dado que los importes previstos de prestación no alcanzan el mínimo exigido por las normas tributarias para la aplicación de la rentención”.

Es decir, debido al carácter reducido de la prestación, la retención del IRPF podría llegar a ser mínima o, incluso, inexistente. Por tanto, al no retenernos nada durante el cobro de las prestaciones, esta cantidad tendrá que ser abonada a la hora de presentar la Declaración de la Renta, con lo que, en algunos casos, habrán trabajadores que deberán pagar a Hacienda alrededor de mil euros.

Para subsanar un poco este golpe en la próxima Declaración del año que viene, el trabajador puede solicitar a la empresa que le aplique un tipo superior de retención en el IRPF o al propio SEPE, que le retenga el impuesto o un porcentaje mayor de retención, en su caso.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: