Cuando nadie quiera ser camionero.

Muchas veces hemos escuchado la frase de que en un futuro los coches y camiones serían autónomos, ya es una realidad. Y todo apunta desde años anteriores a un despliegue comercial y que en la siguiente década los desarrollos como los de Tesla, Lyft y Uber, algunos de estos ya circulando por las carreteras Europeas desde el año 2017.

En especial Uber es quien demostro en el año 2017 avances muy importantes en este campo de la conducción autónoma, primeramente con sus coches autónomos que ya circulan en las calles de algunas ciudades, y luego consiguiendo un importante avance, en el que consiste que los camiones sean autonomos y que logro entregar una carga de mercancía, específicamente cerveza.

El primer camión autónomo hizo un recorrido de más de 120 millas

 

El envejecimiento de los conductores y el no relevo de estos en un futuro, y con el aumento de la demanda ante una sociedad moderna en la que vivimos está acelerando la automatización y digitalización de las redes de distribución y logísticas, que cada vez están más preparadas para poner a los camioneros a la misma altura que los ascensoristas en su tiempo: en un peligro de extinción. La única barrera que parece que aún se interpone entre el camión autónomo y la red de transportes no es la tecnológica, sino la sociedad.

La sonada entrega de la mercancía de cerveza solo necesitó de la mano de obra humana sin la necesidad de una persona en el asiento del conductor del camion; solamente para tomar el control dentro de la zona urbana, a la entrada y salida del almacén. La startup que creó la tecnología, está monitoreaba por vía remota el camión, que contaba con sensores de radar frontales para detectar obstáculos, dos cámaras para la detección de carriles, un sensor LIDAR para captar el entorno en 3D y un sensor GPS. Algo parecido a lo que ya llevan todos los camiones modernos.

El camión guiado de forma autónoma cruzo once estados de EE UU en menos de tres días con un recorrido de 4.500 kilómetros

Conducción en pelotón

Conducción de pelotón de tres camiones

La startup Peloton parece haber encontrado una solución tremendamente ingeniosa. Su nueva tecnología Automated Follow podría permitir a sus conductores el poder conducir dos camiones a la vez mediante un sistema de seguimiento en pelotón.

La clave de esta idea sería, como bien indica el nombre de la startup, en los pelotones. Esta tecnología se basaría en un pelotón de camiones con unas colocaciones específicas en la carretera, intercomunicados entre sí y “emparejados” para que un solo conductor bastase para conducir un par de camiones.

Con la función Automated Following, todos los camiones de una flota se emparejan con otro, de tal forma que un mismo conductor podría conducir dos camiones a la vez. Esta tecnología también usa el frenado basado en radar y el software V2V (vehículo-a-vehículo) de la compañía para que así el camión emparejado siga los ejemplos del otro copiando la dirección, la aceleración…

Esto permite que los camiones circulen más juntos, y el efecto ‘rebufo’ consigue que ahorren hasta un 7% de combustible. También emiten menos gases, y se reducen los atascos y los accidentes. Un 7% de combustible no parece mucho, pero en un camión de gran tonelaje que recorre cientos de kilómetros todos los días, puede suponer entre 5.000 y 8.000 euros de ahorro al año. Seis empresas de camiones ya utilizan este sistema de platooning.

Los Drones: Sustitutos de los repartidores

Las empresas de logistica plantean al dron como complemento en la entrega de repartos; un sistema en el que el camión lleva los drones en su interior, y sigue presente. Las empresas como Amazon y UPS ya están probando el uso de drones para los repartos, de manera que estos dispositivos pueden llegar a sitios muy concretos de manera rápida.

Los múltiples problemas que se plantean en el transporte con drones se encuentra la legislación en el espacio aéreo público, los sensores que llevan deben ser afinados para evitar que colisionen contra objetos, hackeos, o bien que su dueño no pueda recoger el paquete en el momento de la entrega.

Las consecuencias de la automatización

El objetivo de automatizar y digitalización los sistemas de transporte se centra en una optimización y al mismo tiempo eliminar la mortalidad en carretera. En el caso de algunos países el objetivo es suplir la escasez de conductores, pero cuando hay más de tres millones de camioneros en Europa, de los cuales más de 300.000 son españoles, las consecuencias se traducirían en la pérdida de empleo.

Ya nadie quieres ser camionero

En Europa hay una escasez de conductores, por la precariedad creada por las empresas optimizando en salarios y condiciones laborales, es un oficio duro; días fuera de casa, la soledad la mayoría de veces, conduciendo trayectos de 800 kilómetros a una velocidad constante, jornadas extensas, la mayoría de 15 horas diarias. Las nuevas generaciones no escogen un futuro laboral conduciendo un camión. Según el Eurostat, uno de cada veinte trabajos pertenecen al sector transporte, lo que representa a más de 11 millones de europeos que se emplean en la cadena logística.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .