Las 44 toneladas de MMA dinamitarán al transporte y será como moneda de cambio por la prohibición de la carga y descarga

Ha ciencia cierta, nunca se sabe por donde van salir cargadores transportistas y Gobierno, por pitos o por pitorreas, y esto es referente a legalizar las 44 toneladas como moneda de cambio en la prohibición de la carga y descarga que realizan la mayoría de conductores hoy en día, luego abría que leer la letra pequeña en los contratos qué formalizan transportistas y cargadores. ¡Que cosas tiene el transporte!. Señores que la carga y descarga no está dentro de las obligaciones, en la categoría de conductor-mecanico, y no viene expuesto en ninguno de los 52 convenios colectivos provinciales en España, tan simple como cumplir lo que está expuesto textualmente.

Art.50.4.1 Obligaciones del conductor-mecanico Convenio colectivo de transporte y logística de la provincia de Valencia.

Negociación entre cargadores y transportistas

El pasado día 24 de Septiembre se reunio la Mesa Tripartita dando poco más que un anuncio aun calendario de reuniones, para la aportación de informes, y un posible moderador, estas tuvieron la primera reunión de la Mesa Tripartita, y como adelantó las 44 Toneladas, que van a ser como moneda de cambio en la mesa negociadora entre cargadores y transportistas. A pesar de que las grandes asociaciones de Transporte amenazaron con un paro patronal el pasado mes de Julio si se legalizaban las 44 Toneladas, que muchas empresas no tienen riñón para aguantar un parón patronal, y menos en estos momento. Y por lo tanto, a la vista está, que no han quedado descartada por el Gobierno, estas han vuelto a salir en la Mesa Tripartita, que prometió el Gobierno de no implantarlas si se desconvocaba. Tanto es así, que se le ha dado el mismo valor que a la carga y descarga.

Hay que recordar que en la actualidad la carga Máxima Masa Autorizada (MMA) son 40 toneladas y la altura permitida en 4 metros, y las 44 toneladas y una altura máxima de 4,5 metros eran unas de las medidas que quería o quiere aprobar el Gobierno sobre el aumento de la Masa Máxima Autorizada (MMA) y de altura máxima, y estas serian incluidas en el Plan de Impulso de la Cadena de Valores de la Industria de la Automoción para mayo de 2021.

La primera reunión fue presidida por la secretaria general de Transportes María José Rallo, está acompañada de la directora general, Mercedes Gómez, no produjo nada claro, veremos la segunda parte, entre elegir un calendario de reuniones, el formato de las mismas, la posibilidad de un moderador, y la elaboración de informes y su validación, se agotó la primera reunión. Rayo fijo la fecha para diciembre, el texto se parece más a un grupo de individuos de una comisión que tiene un cometido determinado que emiten informes vinculantes o no, que pueden acabar al final en agua de borrajas. La Ministra María José Rallo exigió que se plantease el método a seguir en las conversaciones; los informes y grupos de trabajo, las actas y fechas, lo cual no dejó espacio para tratar nada más. Podemos decir que la balanza se inclina más hacia cargadores que hacía los transportistas. Al incluir varios temas disuelven la pretensión de las asociaciones de Transporte de hacer prioritario la carga y descarga. Esta claro que las 44 toneladas van a ser utilizadas como moneda de cambio en la negociación.

No se sabe que molesta más, el que los cargadores persistan que los conductores realicen estas operaciones, que obviamente atentan contra su seguridad laboral, y que es fundamental el garantizar la seguridad laboral de unos profesionales, o un Gobierno que sigue protegiendo los intereses económicos de grandes empresas cargadoras, y como siempre, en detrimento de la seguridad de los conductores y de las empresas de transporte por carretera, una vez más, a prohibir que el conductor cargue o bien descargue el camión. La moneda perfecta con das caras, si o si, o una cosa o la otra, y las dos atentan contra la salud de los trabajadores.

Lo que no se puede permitir que los cargadores sean los que impongan las condiciones laborales de los conductores que son contratados por las empresas de transporte, los cargadores ningunea y abusan sobre la vida y salud de estos. Y ejercen sobre los transportistas, y estos a la vez impongan la obligando a sus conductores a realizar la cargar y descargar de los camiones y asumir el riesgo tanto de tener un accidente en las descargar y/o Cargas, y que implica al mismo tiempo un riesgo a la seguridad vial por sus jornadas extremas que realizan diariamente, dado que las autoridades competentes no regulan sus jornadas, que no es lo mismo que el Reglamento 561/2006 es el que regula tiempos de conducción-descansos. Otros de los males mayores son los acuerdos internos entre empresa y trabajadores, borrando casi en su totalidad los convenios provinciales, convirtiéndonos en destajistas por el pago de kilómetros recorridos, porcentajes, viajes o bien un sueldo fijo (tarifa plana), y todo esto traducido en dietas.

El transporte intermodal moriría con la entrada de las 44 toneladas

Puerto de Valencia

Otra cuestión, llegando a legalizar las 44 toneladas sería una rotunda muerte a esta clase de transporte, dado que la carga bruta permitida (MMA) para el transporte combinado se estipula en 42 toneladas para cabeza tractora de dos ejes y en 44 toneladas para cabeza tractoras de tres ejes, ambas inclusive con plataforma a partir de dos ejes, esto es debido a la tara del conjunto con el contenedor maritimo llegando a tarar sobre unas 4 toneladas que un conjunto normal, dependiendo tamaño y modelo de contenedor.

Resumiendo y generalizando a todo el transporte de mercancias, el estipular la máxima masa autorizada (MMA) a 44 toneladas y la altura a 4’5 metros trahiria pérdidas masivas de empleo, sería debido a que muchas pequeñas o medianas pymes no podrían reducir flota para poder ser competitivos ante un mercado atomizado, los gastos de exploración a soportar serían mayores jugando en desventajas con las grandes empresas, muchas de ellas cerrarian, y como siempre a pasado en este sector del transporte, otras empresas reducirían coste salariales a sus trabajadores, haciendo más precario en condiciones laborales y salarios de lo que esta a día de hoy.

Paradoja

Aquellos años en que se trabaja duro como camionero, pero hay estaba estaba el tío José, se podía hablar con el, defendiendo a sus trabajadores y hablando con ellos para lograr entender sus inquietudes, aquellos años el que jefe reconocía a sus trabajadores como punta de lanza de la empresa, aquellos años donde un camionero, chofer, conductor como lo queráis llamar era una persona tratada como tal, aquellos años que eras bien recibido en cualquier empresa donde fueras, aquellos años donde reinaba el compañerismo donde fueras, aquellos años que no volverán nunca, y esto es debido al puro pasotismo de un colectivo fantasma, que solo sea visto en estos últimos meses de pandemia, siendo base fundamental para la cadena de suministros, donde un Ministerio de Transporte Movilidad y Agenda Urbana poco a poco fue cubriendo nuestras necesidades, y es entendible, porque a cualquier País se le puede pasar que lo que mueve sus mercancías y productos básicos es el Transporte.¿ No creéis que es asi?. Y volvemos a ser olvidados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .