¿Quedan empresas de transporte por carretera que respeten condiciones y salarios?

Hago esta pregunta en el título del artículo, porque que no quedan empresas que respeten condicionesl ni salarios, ni siquiera a la empresa que pertenezco desde hace 20 años, es como si hubiera un contagio continuo, las malas han ido contagiando a las que no lo eran.

Si ya de por sí este colectivo estaba tocado por las dos anteriores crisis de 2009 y 2012, en esta crisis que se vaticina no va quedar títere sin cabeza, y todo esto es debido aún preámbulo de circunstancias, pero sobre todo a sido motivado por empresas  que no han hecho los deberes cuando otorgaba, y como siempre he dicho, lo fácil es atacar al más débil en verde intentar enmendar este colectivo y sus subsectores con precios justos en los contratos de transporte, atajar la terrible arma que emplean empresas cargadoras para contratar los servicios de transporte, las subasta llamadas “tenders”, la competencia desleal abusiva,  una vinculacion en los contratos del precio de gasóleo, y un precio mínimo, y la supresión de “el salvo pacto en contrario”.

Desde la reforma laboral del año 2012 dio pie a que una cantidad de empresas de transporte por carretera, no incluyó a todas, se aprovecharon y se siguen aprovechando para poder atacar condiciones laborales y salarios, fijándome en uno de los artículos del Estatuto de los Trabajadores, en concreto, Artículo 41. 1. donde expone textualmente; la dirección de la empresa podrá acordar modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o producción, horario y distribución del tiempo de trabajo. Este artículo del E.T se creó para un mantenimiento del empleo por la crisis del 2012, más bien a sido un arma para precarizar el colectivo, que en ocasiones puede ser utilizado unilateral donde la representación de delegados es nula o bien prevalece la ley empresarial sin que nadie haga mención de defender los derechos, donde aprovechan para aplicar sin que ningún trabajador lo pueda impugnar por desconocimiento o bien ignorancia. En el sentido que en el Transporte por carretera siempre se aplicaría por causas económicas, porque ya sabemos todos que no hay horarios, ni se puede distribuir la jornada, y la razón sería una modificación sustancial de las condiciones de trabajo por causas económicas o productivas, lo cual se aplicaría una bajada de la cuantía salarial e incentivos que se perciben.

Uno de los factores a que es debido está situación es que en España hay 164.474 compañías dedicadas al transporte de mercancías por carretera, en su mayoría de pequeña y media dimensión, de las cuales el 75% de estas no superan los 10 empleados, esto tiene un significado a lo expuesto anteriormente, motivado a un mercado atomizado con pequeñas pymes que para sobrevivir atacan costes salariales, con  acuerdos verbales entre las dos partes muy porde bajo de los convenios colectivos fomentando el trabajo a destajo.

Hay una jerarquía de aplicación para un buen funcionamiento que no se aplica, “salvo acuerdo entre las partes” como esta expuesto en los convenios, está obligado  a igualar o superar, siempre, la normativa generalista inmediatamente anterior.

Es decir: los temas básicos los expone el Estatuto de los Trabajadores, que fija los mínimos. Los Convenios Sectoriales sólo pueden igualar o superar el Estatuto de los Trabajadores, nunca ir por debajo. Luego vienen los Convenios Provinciales, que, de nuevo, sólo pueden igualar o superar el Convenio Sectorial al que pertenecen. Después están los Convenios de Empresa, y de nuevo, lo mismo. Y, por último, los acuerdos privados… y de nuevo el mismo tema: los acuerdos entre las partes sólo pueden igualar o superar los anteriores.

Antiguamente las condiciones de un camionero eran pésimas pero había una compensación en el salario, el camionero, conductor, como lo queramos llamar tenía un determinado poder adquisitivo, a día de hoy  para llevar un sueldo decente a su casa tiene que mal-vivir, comer, dormir en la cabina, porque mayormente se paga por kilómetro recorrido, aproximado unos catorce mil kilómetros mensuales se puede llegar hacer con condiciones precarias. Todo a ido en evolución pero no para el conductor, mejores camiones, mejores carreteras, pero está evolución no a ido en  consonancia a mejorar condiciones y salarios que año tras año se han ido perdiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .