Opinión y historia de un desempleado de la empresa Naftran SAU

Cuando empecé a trabajar en la empresa de transporte NAFTRAN SAU, ya comencé a ver los tratos raros con los compañeros conductores.
Como diferencias en las dietas entre conductores de Cartagena (donde está la sede de la empresa) comparado con los de los compañeros de Huelva, donde por los mismos o más kilómetros cobraban hasta 10 euros menos. No estaba muy metida en tema laboral, y aunque preguntaba el por qué, era algo que se consideraba normal dentro de la empresa.
Comencé a trabajar en el departamento de Gas Natural Licuado a los 6 meses de estar en la empresa, y el trato a los conductores por parte del departamento de tráfico (2 hermanos) era horroroso. Empezando por gritos continuados que se extendían a amenazas de que si no querían y no veían normal las horas de trabajo que pidieran el finiquito, o incluso la típica frase de «haber estudiado».
Este trato vejatorio se ha denunciado varias veces por diferentes compañeros miembros del comité de empresa y a RRHH haciéndoles caso omiso, y usando la excusa de que era así, y llevando a la normalidad el acoso laboral.
He visto a muchos conductores tener que pedir la baja voluntaria para no aguantar este tipo de vejaciones y no terminar en el hospital por problemas de salud mental, o peor, dejarse la vida en la carretera.
Continuará…

Artículo redactado por: Itch García.

Queda prohibido copiar, reproducir, distribuir, publicar, transmitir, difundir, o en cualquier modo explotar cualquier parte de este contenido sin la autorización del autor.


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.